Emprendetips #3: ¿Tienes un objetivo claro?

Hoy vamos de nuevo con la sección de los #Emprendetips, para que dediques un minuto a pequeñas cápsulas de inspiración. La semana pasada reflexionaba sobre ¿quién es tu cliente?, y hoy te traigo otra idea que se nos plantean los clientes de forma recurrente en las sesiones de trabajo.

“¿Te parece buena idea?, ¿crees que es una buena estrategia?”  son algunas de las preguntas que nos plantean con frecuencia los clientes. La respuesta siempre empieza de la misma manera: “¿para lograr qué?” Parece obvio, pero a veces lo evidente es lo primero que se olvida. Si no tenemos un objetivo claro en mente, nunca podremos saber si una acción es buena o no. Todo es relativo, y para valorar algún plan o estrategia de negocio, siempre hay que empezar por pensar en el objetivo.

¿Tienes claros los objetivos de tu proyecto o blog? ¿cómo has llegado a ellos?

Si quieres que te ayudemos a definir tus objetivos y a valorar estrategias que aporten a dichos objetivos, contáctanos.

Soy Jaione, doctora en marketing y profesora universitaria de marketing y comunicación, además de madre por partida doble -o casi triple si contamos mi blog personal.- El marketing es mi profesión pero también mi pasión, y disfruto enormemente analizando, creando e implementando estrategias de comunicación, de venta, etc.
Y si todo ello lo puedo acompañar de un gran café con leche y abundante espuma, ya el disfrute es sublime. ¿Te unes?

Jaio

Soy Jaione, doctora en marketing y profesora universitaria de marketing y comunicación, además de madre por partida doble -o casi triple si contamos mi blog personal.- El marketing es mi profesión pero también mi pasión, y disfruto enormemente analizando, creando e implementando estrategias de comunicación, de venta, etc.
Y si todo ello lo puedo acompañar de un gran café con leche y abundante espuma, ya el disfrute es sublime. ¿Te unes?
(Visited 196 times, 1 visits today)

3 thoughts on “Emprendetips #3: ¿Tienes un objetivo claro?

  1. Me hacéis pensar mucho, chicas…

    Sí, creo que tengo claro mi objetivo. Entretenerme escribiéndolo, entretener a quien lo lea (sean muchos, sean pocos) y evadirme cuando lo escribo. Todo eso lo hago ya (creo).

    Hay veces que tengo alguna idea, como cambiar el diseño. ¿Sería buena idea? Y aquí es donde me hago la pregunta, ¿no? ¿Buena idea para qué? Para que sea más atractivo ¿Para quién? Pues… para nadie y para todos en realidad. Quiero decir, no tengo un objetivo de cara a terceros, un objetivo tangible de tener más seguidores, que me lea más gente o ese tipo de cosas. Tampoco vendo nada. Entonces, ¿cualquier cosa que hago, qué objetivo tiene?

    Tengo que meditar. Mucho.

  2. Claro y conciso. Sé cuáles son mis objetivos, pero no termino de ver el camino a seguir. Aunque pululan en mi cabeza unas cuantas ideas que quiero llevar a cabo. Os prometo que estoy pensando en todo lo que estáis escribiendo…

    1. Nos alegra si te inspira lo que escribimos. Tener un objetivo claro es ya tener la mitad de la cuestión resuelta, así que tienes ya mucho camino hecho. El objetivo es de lo más difícil, sobre todo el tener un objetivo claro, conciso, ejecutable y medible. Si tienes ideas en mente, trata igual de ponerlas sobre papel o en versión online, y analizar cuáles crees que conducen a cada objetivo y de qué forma. Y a continuación, plantéate, de aquellas que veas mas claro que contribuyen a tu objetivo principal, los pros y contras. Y poco a poco, seguro que irás viendo más claro también qué ideas quieres llevar primero a cabo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *