Cuánto debo cobrar por un post patrocinado

¿Cuánto debo cobrar por un post patrocinado? Todo blogger se hace esta pregunta y la respuesta es sencilla: DEPENDE. Para estipular el precio existen variables completamente subjetivas pero también factores de calidad. No cobrará lo mismo una actriz que acaba de empezar a trabajar que Penélope Cruz. Lo mismo ocurre en los blogs. De ahí que no encontremos “tarifarios” y que sea muy difícil estipular variables que apliquen a todos los blogs y a los diversos nichos de mercado.

Este post podría ser eterno, pero intentaré ajustarme a la regla de las 800 palabras guiándolos a través de opiniones de otros bloggers y sobre todo ¡dejaré que tú opines!

Estoy de acuerdo con Is de Mamá quiero ser Blogger y pienso que  los bloggers debemos de cobrar . Pero ¿cuánto? Berto López de Ciudadano 2.0 nos aclara diversas maneras de calcular el valor de un post patrocinado y algo que queda claro es que ¡no queda claro cómo hacerlo! pues cada uno tiene un baremo distinto existiendo una arbitrariedad absoluta a la hora de fijar un tarifario.

No es de extrañar que bloggers que empiezan acepten 10 euros como pago ante un correo que les invite a ser parte de una red de influencers y además hacer post patrocinados para agencias de publicidad renombradas.

Entiéndeme algo, si acabas de abrir un blog seguramente tendrás pocos lectores, poco contenido, pocos seguidores en las redes sociales y te volverás loco de emoción por ganar diez euros. ¡Si el blog lo abriste como hobby! Pero ¡peligro! Cuando crezcas y pretendas cobrar más, seguramente no querrán pagártelo. No te pierdas el post de Kabytes sobre el problema de cobrar poco.

También es importante ser sinceros: algunos bloggers pueden vivir en exclusiva de su blog pero otros- si no es que la mayoría– tienen en su bitácora la oportunidad de tener un “hobby remunerado”. ¡Que para mí es grandioso! ¡Si me pagaran por ir al gimnasio quizás sería otra historia!

Los factores que son determinantes para poder fijar un costo son:

Logros en la blogósfera: no importa si acabas de empezar porque quizás diste en el clavo y en un mes has conseguido un club que nadie ha logrado. Lo importante es lo que has logrado con tu contenido. Algunos bloggers logran tener en menos de cuatro meses una comunidad de 10 k de followers en IG como el caso de Dieta Sana y Ejercicio; otros tardarán años en lograr alcanzar esa cifra. El tiempo que llevas con tu blog es importante porque los logros pueden obtenerse trabajando a lo largo del tiempo mejorando el SEO de tu blog, al tener un buen domain authority, ser más conocido, tener más contenidos que compartir y así poder utilizar todo esto para saber cuánto cobrar por un post.

Nicho de mercado: si tu blog habla de todo quizás no tengas lectores “ideales”. Mientras más especializado sea tu contenido, más fácil será tener una audiencia segmentada que interesará a las marcas.

Contenido de calidad: para mi el factor más importante. No importa el tipo o estilo, si tu contenido atrapa y el lector vuelve, es fiel y además de todo te comenta entonces ¡estás en la mira de las marcas!

Comunidad: cada vez existen más blogs pero cada vez hay menos comentarios. Si tu lector comenta ¡mímalo! y no dejes que se vaya. Crear comunidad, que tus lectores respeten tu opinión y que además confíen en ti es primordial para lograr “engagement”. Ese palabro que tanto nos gusta pero que es lo que generará el incentivo de compra.

Redes sociales: tienes un blog, tienes lectores que son fieles y además dinamizas tu blog en diversas redes sociales ¡Yiuju! CREAS CONTENIDO-OPINIÓN-RECOMENDACIÓN Y LO MOVILIZAS. Importantísimo en términos de publicidad. Esto es valorado y debe de ser contemplado a la hora de estipular un costo.

Creatividad: En mi experiencia, cuando acepto realizar posts patrocinados en mi blog personal, siempre solicito a la marca o al emprendedor que me permitan proponerle formas de “darle la vuelta”. La creatividad es bien valorada, ya sea en forma de “crear una historia”, en las “fotografías” o en video. Si como blogger das más, las marcas valorarán tu aportación y entenderán que tu precio sea diferente al de los demás.

Suerte: Este factor no lo verás por escrito en las fórmulas existentes para estipular el costo por un post patrocinado, pero es importante contemplarlo. Muchos bloggers cumplen los requisitos, llevan años en este mundo y no tienen la oportunidad. Hay dos frases que te abrirán muchas puertas “Jale y Empuje”; si no te abren las puertas quizás tengas tú que abrirlas pero de eso hablaremos en otra ocasión.

¿Y tú cómo sueles estipular el costo de un post patrocinado? ¿Tienes alguna fórmula? Nos encantaría conocer diferentes baremos y abrir la discusión ¿te animas?

 

 

Soy Mónica Moratinos experta en comunicación y publicidad, madre de dos criaturas gracias a las cuales me convertí en blogger creando mi blog personal Desmadreando y blogger para Babycenter en Español. Soy de las que nunca cambia de canal cuando llega la publicidad, me encanta analizar la estrategia que hay detrás de cada anuncio.
Me gusta el café con leche en vaso grande y muy caliente pues me ayuda a soñar despierta.
¿Seguimos conversando? Sígueme @mktingexpresso

Mónica

Soy Mónica Moratinos experta en comunicación y publicidad, madre de dos criaturas gracias a las cuales me convertí en blogger creando mi blog personal Desmadreando y blogger para Babycenter en Español. Soy de las que nunca cambia de canal cuando llega la publicidad, me encanta analizar la estrategia que hay detrás de cada anuncio.
Me gusta el café con leche en vaso grande y muy caliente pues me ayuda a soñar despierta.
¿Seguimos conversando? Sígueme @mktingexpresso
(Visited 1.127 times, 1 visits today)

10 thoughts on “Cuánto debo cobrar por un post patrocinado

  1. ¡Qué propio este post! La verdad es que no me han ofrecido más que una vez un post remunerado, y me pareció un precio bastante justo el precio (es más, creo que siguiendo tu baremo… ¡me pagaron de más! pero eso es otro tema). Aún así, claro, creo que la respuesta que todas buscamos cuando venimos a leer algo así es ¿cuál sería el “mínimo digno”? ¿el que no nos crearía problemas si luego crecemos y queremos cobrar más? Esa parte creo que es la que todas nos preguntamos, y al final nadie le da respuesta… sé que no existe un baremo ideal por todo lo que has expuesto, pero si 10 euros no…. ¿30? ¿50?

    Un besote,

    María

    1. ¡Hola María! Una pregunta excelente. Vamos por partes: si llevas 10 años con tu blog, tienes un domain authority bueno, una comunidad en redes,lectores fieles y buenos comentarios OBVIO diez euros no es la opción.
      Sé que me dirás que tu blog es un hobby, que no tienes pretensiones económicas pero que cuando surge la oportunidad dudas. Ahí entramos a un área de “oportunidad” no de “dignidad”. Mi consejo sería escucha qué te propone la marca o emprendedor: ¿te propone pago en especie? Hay veces que los productos que te ofrece valen por arriba de lo que cotizarías. ¿Te ofrecen prueba de producto? ¿Va eso con tu público? ¿te interesa el producto? ¿Cuánto cuesta? Pongamos por ejemplo: me ofrecen probar unas zapatillas de corredor o un reloj inteligente. El costo del producto es de 200 euros. ¡Mira que bien! No siempre se da ese caso, pero sucede. Otro ejemplo más real: Te ofrecen probar una aplicación en el móvil para niños pequeños. La aplicación cuesta 3 euros. Sin embargo, a tus hijos les ha encantado. Es una aplicación genial, crees que puedas enganchar a tu audiencia y crear contenido de calidad. ¿Y entonces? Ahí es cuando entra la subjetividad. Mi consejo entonces sería un equilibrio. Para mantener tu credibilidad es importante que no todo tu contenido sea “pagado”. Quizás te compensa invertir como blogger en algunos posts por generar contenido de interés y en otros ganar más. Ahora bien, volvemos al punto de equilibrio. Si estás empezando valdría la pena cuestionarse qué ganas cobrando 10 euros. ¿Hay posibilidad de tener una relación a largo plazo real con la marca? No es lo mismo que el pago de 10 euros te lo proponga una agencia con marcas con presupuesto detrás y que sabes que todos se benefician, a que quizás un emprendedor.
      En lo personal para aceptar o no un post patrocinado me cuestiono lo siguiente:
      – ¿Creo en el producto-marca?
      – ¿Lo recomendaría aún si no me pagaran nada?
      – ¿Le interesa a mis lectores?
      – ¿Me permite la marca ser creativa?
      – ¿Puedo contar una historia o generar un review que vaya con los valores de mi blog?
      – ¿Me causaría conflicto a futuro? ESTO es importante. No me canso de ver personas que recomiendan que un dentrífico es genial y luego ves en su IG que se lavan los dientes con otro dentrífico ¿me explico? La credibilidad es lo que más vale. No recomiendes algo sólo porque te pagaron.
      – ¿La ganancia es proporcional al esfuerzo? Por “ganancia” entiéndase no sólo el valor económico, el valor de tener contenido de calidad, motivar a mi audiencia, crear RELACIONES.

      Lo más importante en un blog son las relaciones que creas.

      Me mojo. Te diría que cómo mínimo un post patrocinado de una marca debería comenzar en 50 euros. MÍNIMO. Pero el blogger debe de ser responsable: mostrar analíticas, dinamizar el post, ofrecer resultados y ser congruente con su recomendación.

      ¿Máximo? Ay amiga, hay blogstars que cobran y viven de esto bien. La realidad es que cuando logras relaciones verdaderas y duraderas podemos hablar de comenzar a cobrar de 125 euros para arriba.

      Espero haber respondido.

      Obvio no me considero “gurú” y mis recomendaciones son a título personal.

      Un beso

      1. Perfecto. ¡Por fin alguien que se moja! Obviamente un máximo no pedía, ahí es donde entra lo que decías, no es lo mismo ser Julia Roberts, que Penélope Cruz, que Paula Echevarría, que la actriz del teatro del barrio (con todos mis respetos para todas ellas). Pero siempre hay un mínimo que quien te dice “no te vendas por menos de un mínimo” está pensando. Y hasta ahora no había leído a nadie decirlo.

        También creo que para blogs sin pretensiones el resto de recomendaciones que haces son las mejores. Probar el producto, aunque no llegue al mínimo que cobrarías en dinero y si crees en él, puede ser una muy buena opción. Tu cuestionario me parece lo más de lo más. Y el ejemplo de la app es genial, pero claro (y usando ese mismo ejemplo pero extrapolable a cualquier otra cosa que te den a probar y que sea de un coste pequeño)… ¿cómo sabes que a tus hijos les encanta antes de aceptar y que te la den a probar? Ahí vas un poco a ciegas, ¿no? Crees que les (te) puede gustar, pero ¿y si no lo hace?¿publicas un post negativo que no ayude a la marca? ¿no publicas dando la callada por respuesta? ¿hablas con ellos y les das un feedback real pero les dices que no te parece justo publicar? No sé, son tantas las dudas que casi (sólo casi :P) agradezco no encontrarme en esta tesitura casi (sólo casi :P) nunca…

        Besos, y gracias por la respuesta.

        1. Te dejo un ejemplo real en mi blog. Hoy publiqué acerca de un cuento interactivo. Me contactaron, les pasé tarifario pero obviamente no había presupuesto. Sin embargo, el cuento me enganchó y no sólo no cobré ¡si no que terminé pagando la app completa! ¿Por qué? ¡Por que pude probar un poco y porque a mi y a mi hija nos encantó! Así que tengo la posibilidad de recomendar algo que se que a mis lectores les gustará y que el costo es muy razonable.
          En cuanto a hablar mal de una marca, soy de las que piensa en las “críticas constructivas”. Los posts que más agradezco es cuando me dicen: mira éste cochecito para bebé está genial de precio, es práctico pero si no es para darle mucha traca. Es un decir. Me dan las partes buenas pero también las partes reales. TODO. TODO EN ESTE MUNDO TIENE ALGO BUENO Y ALGO MALO O “MEJORABLE”. Por lo cuál creo que las marcas agradecen cuando haces notas sus áreas de mejora de manera constructiva. Ahora bien, si el producto es una “caca” (perdón la palabra) yo suelo contactar a la marca y decirle “constructivamente” mi opinión y que le regreso su producto pero que no creo que mi opinión le sirva y le construya. A mis lectores leer algo negativo tampoco les servirá y no les gustará. Eso es lo que suelo hacer. ¿Qué opinas?

          1. ¡Bien! Creo que tú eres uno de los mejores ejemplos de no perder la coherencia cuando recomiendas algo, ¡me parece genial que pongas esto en concreto de ejemplo!
            Una vez probé un producto que no satisfizo las expectativas, pero como dices busqué el lado positivo al redactar el post, indicando también los aspectos que no me habían gustado. La marca me agradeció la sinceridad. Pero claro, tenía la duda de ¿y si, como bien dices e una “caca” pero integral, no hay nada aprovechable? ¿Cómo se lo digo a la marca que se ha tomado la molestia de contactar conmigo y enviarme el producto? De bien nacidos es ser agradecidos, y me has resuelto esta duda. “No creo que mi opinión te sirva” es una manera muy polite de decirlo, efectivamente.

            Creo que de momento ninguna duda más… pero quedo impaciente por leer más posts… 😉

            Besos, y buenos días

            María

  2. Personalmente tengo poca experiencia, apenas llevo dos años en la blogosfera. Pero creo que es importante fijarse un mínimo personal, preguntarnos en cuánto valoramos las horas y el esfuerzo que nos lleva redactar un artículo patrocinado. y a partir de ahí, ya sumar seguidores, visitas etc.

    Respecto a las visitas, también son un dato muy relativo. Si un blog tiene pocas visitas pero resulta que todas ellas son un target ideal para tal o cual marca, quizá es más valioso ese post que otro en un blog que tenga un millón de visitas mensuales, pero de las cuales sólo un porcentaje ínfimo pueda serle útil a esa marca.
    Y tampoco es lo mismo cobrarle a una marca grande que a un autónomo que acaba de empezar.

    Son tantos factores a tener en cuenta que entiendo perfectamente (aunque no me guste) que no haya una fórmula para calcularlo. Por eso creo que es bueno poder hablar con otras blogueras, en confianza y en privado, intercambiar información y poder comparar y contrastar, antes de fijarnos nuestras propias tarifas.

    1. Dos años no es poco 😛 estoy de acuerdo contigo en fijarse un mínimo pero no sólo por el tiempo, eso es un valor demasiado subjetivo. Un mínimo por la calidad de contenido que le puedes ofrecer a la marca. Eso cambia el enfoque. Lo mismo pienso en cuanto a cobrarle a una marca o a un emprendedor. No obstante, en mi caso, cuando hablo de un emprendedor tiene que ser de productos que le interese a mi público. En cuanto a las fórmulas, si que existen varias. Ahora bien, suelen aplicarse genial cuando cuentas con buenas visitas-domain authority y buena comunidad en RSSS (mira los enlaces del post de Ciudadano 2.0) pero claro si no cuentas con todo eso no llegas ni a los 50 euros. Un beso

  3. Este tema me ronda mucho últimamente, y lo que tengo claro es que muchas veces regalamos publicidad a cambio de nada y luego cuando toca negociar o pedir las marcas ya están acostumbradas a que lo hagas by de face y es complicado.

    De todos modos creo que otra clave también es comprometerte en calidad con tu lector y con la marca, como dices si lo vas a hacer y lo quieres cobrar, que merezca la pena. Aunque luego a veces los resultados no sean los esperado.
    Un saludo y gracias por los consejos

    1. Gracias a ti por comentar. Tienes razón que es difícil cobrar cuando siempre lo has hecho por gusto o por recomendación propia. Un post para hablar de una marca beneficia siempre a todos: a ti te da la oportunidad de crear una opinión, a tus lectores saber qué opinas del producto y a la marca le genera la mejor publicidad que existe: la de boca a boca. Un beso

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *