Hablemos de Post Patrocinados

Los posts patrocinados los carga el diablo. Son muy peligrosos para el blogger aunque sean lucrativos y suelen ser una decepción para el lector habitual del blog.

¿Cómo nace un post patrocinado?

Érase una vez alguien con una inquietud por escribir que abrió un blog por curiosidad. Empezó con miedo, vergüenza y sin tener muy claro de qué quería hablar: calceta, fotografía, manualidades, cocina, música, niños, viajes o simplemente sus experiencias.

Sin saber muy bien cómo empezó a tener lectores. El blogger, asombrado, comprobó que le leía más gente de la que él conocía en lo que se suele llamar “la vida real” (tema para otro post) y dedujo entonces que había desconocidos al otro lado de la pantalla a los que les gustaba lo qué contaba y cómo lo contaba.

El blogger le cogió el gusto a escribir, a tener un blog, a conocer gente a través de la pantalla y descubrió que era bueno escribiendo.

Pronto su mail se llenó de correos que empezaban con “Querido blogger” seguido de propuestas de envío de productos para pruebas y “una mención en el blog con un enlace” u otros mejores, personalizados con su nombre, que le ofrecían dinero por hablar de ciertos productos. Los más profesionales le preguntaban sus tarifas por hablar de determinado producto. Ni que decir tiene que el pago era por hablar bien.

El blogger tuvo sus dudas (o no) y se decidió a incluir posts patrocinados. Nadie sabe quién se inventó el término “patrocinado” como sinónimo de “me pagan por decir cosas buenas de este producto o servicio” pero definitivamente queda mucho mejor, más sonoro, más voluntario, lo hace parecer más un compromiso que un acuerdo mercantil con dinero de por medio.

Comenzó a publicar entonces posts patrocinados. Primero mantuvo cierto criterio: solo ropa, solo libros, solo viajes, solo… hasta que empezaron a llegar ofertas de todo tipo de productos y fue difícil resistirse. El blog, su blog, se llenó de productos que por supuesto había probado y por supuesto recomendaba de corazón… pero le pagaban por ello.

El blogger pensó que era una manera de sacar unas perras tan buena como otra cualquiera, que era su blog y con él hacia lo que quería y que si a alguien no le gustaba que no le leyera.

¿Qué le pasa al lector cuando llega a un post patrocinado en un blog?

Primero dejemos claro que estamos hablando de blog serios, con un inicio inocente y sin una concepción mercantilista del mismo y no de los blogs que nacen con vocación de “hombre anuncio” y desde el minuto uno no son más que un escaparate de productos que además como mucho le han pagado en “muestras”.

Lo primero que siente un lector es incomodidad, sorpresa. Después lee con curiosidad esperando que en ese post que parece, huele, sabe, se escucha y se lee como un anuncio haya algún resquicio, algún destello original de la persona a la que lleva tiempo siguiendo en el blog. Espera que haya humor o datos o insinuaciones u opiniones que no suenen a publicidad pagada… aunque sepa que es publicidad pagada.

Los buenos bloggers, los muy buenos, consiguen mantener viva esa llamita que distingue la publicidad que hacen de la que hay a la vez en otros 100 blogs… pero buenos bloggers hay muy pocos, poquísimos. Seamos sinceros, la mayoría de los posts patrocinados apestan a palabras compradas, a experiencias pagadas y el lector no se los cree.

¿Qué se gana escribiendo posts patrocinados?

Se gana dinero, se ganan contactos, se ganan invitaciones a actos. Se ganan visitas al blog que repercuten en buenas estadísticas que hacen que más marcas quieran anunciarse en tu blog y se gana más dinero, más contactos, más invitaciones y más visitas en un círculo sin fin.

Se gana profesionalidad. Al ganar dinero con el blog y tener una plataforma para anunciar productos y experiencias, el blogger tiene que profesionalizarse. Hay cosas que ya no se pueden decir, marcas a las que contentar, otras marcas a las que rechazar. Hay que profesionalizar el criterio para decidir qué se patrocina y qué no, qué tarifas cobrar y qué dar a cambio de ese dinero.

Se gana una manera de escribir. Hacer un buen post patrocinado es muy complicado, hay que hacer creer al lector que aquello de lo que hablas te parece maravilloso tan maravilloso que escribirías sobre ello aunque no te pagaran. Hay que conseguir que el lector se olvide del dinero que hay detrás de tus palabras. Y eso es muy difícil.

¿Qué se pierde?

Se pierde frescura y espontaneidad.

Se pierde libertad para escribir cómo y cuándo quieras.

Se pierden lectores fieles. Puedes tener más visitas y lectores nuevos pero es posible que los que te conocieron “antes” se vayan o se queden pero sólo para leer los posts que recuerden a tu época anterior. Los lectores fieles no se van para castigarte, ni siquiera les parece mal que escribas posts patrocinados, se alegran de tu éxito y porque hayas conseguido sacar dinero con tu blog pero eso no quiere decir que tengan que gustarles, ni siquiera tienen porque leerlos ni mucho menos comprar lo que anuncias.

Se pierde la confianza de esos lectores. No es que los lectores no crean que recomiendas productos que no son buenos. Seguro que lo son, seguro que lo haces de corazón pero… no es lo mismo.

Las empresas te pagan por tus palabras, por el espacio en tu blog, por tener la atención (aunque sea por unos segundos) de tus visitantes pero no pueden pagarte por la confianza de tus lectores.

¿Post patrocinados? Es una decisión del blogger pero no sólo se gana, también se pierde.

Desde hace 14 años trabajo en el mundo de la comunicación. Un buen día de 2008 se me ocurrió abrir un blog personal y pronto me di cuenta de que era lo mejor que había hecho en la vida. Además, estaba poseída, yo no tenía un blog, el blog me tenía a mi. He sido finalista de varios premios, mucho mejor ser “subcampeón” y me encantan las redes sociales.

Ahora mismo edito y escribo el proyecto cultural online Pisando Charcos, colabora en el blog Unadocenade, en la revista de divulgación científica Principia y en dos de los proyectos de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU; la plataforma para visibilizar a las mujeres que desarrollan carreras científicas Mujeres con Ciencia y la web de divulgación Cuaderno de Cultura Científica.

Escribo, escribo, escribo y no lo hago mal.

Lectora compulsiva y fanática de Bruce.

Más info en https://about.me/anaribera

Ana Ribera

Desde hace 14 años trabajo en el mundo de la comunicación. Un buen día de 2008 se me ocurrió abrir un blogpersonal y pronto me di cuenta de que era lo mejor que había hecho en la vida. Además, estaba poseída, yo no tenía un blog, el blog me tenía a mi.He sido finalista de varios premios, mucho mejor ser "subcampeón"y me encantan las redes sociales.

Ahora mismo edito y escribo el proyecto cultural online Pisando Charcos, colabora en el blog Unadocenade, en la revista de divulgación científica Principia y en dos de los proyectos de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU; la plataforma para visibilizar a las mujeres que desarrollan carreras científicas Mujeres con Ciencia y la web de divulgación Cuaderno de Cultura Científica.

Escribo, escribo, escribo y no lo hago mal.

Lectora compulsiva y fanática de Bruce.

Más info en https://about.me/anaribera

Latest posts by Ana Ribera (see all)

(Visited 761 times, 1 visits today)

About Ana Ribera

Desde hace 14 años trabajo en el mundo de la comunicación. Un buen día de 2008 se me ocurrió abrir un blog personal y pronto me di cuenta de que era lo mejor que había hecho en la vida. Además, estaba poseída, yo no tenía un blog, el blog me tenía a mi. He sido finalista de varios premios, mucho mejor ser "subcampeón" y me encantan las redes sociales. Ahora mismo edito y escribo el proyecto cultural online Pisando Charcos, colabora en el blog Unadocenade, en la revista de divulgación científica Principia y en dos de los proyectos de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU; la plataforma para visibilizar a las mujeres que desarrollan carreras científicas Mujeres con Ciencia y la web de divulgación Cuaderno de Cultura Científica. Escribo, escribo, escribo y no lo hago mal. Lectora compulsiva y fanática de Bruce. Más info en https://about.me/anaribera

21 thoughts on “Hablemos de Post Patrocinados

  1. A sus pies, doña Ana, tiene usted más razón que un santo, que todo el santoral.
    Como lectora de blogs de maternidad, y de otros, leer historietas de pañales, a la edad de mis hijos, o me lo ponen muy divertido o inicio el post y me voy, independientemente de si hay o no publicidad.
    Como bloguera me planteo lo mismo. ¿Cómo explico yo que los pañales marca X son los mejores si todos saben que no los he probado?
    Si nos pagaran lo suficiente como para salir de pobres … Pero no,

    1. Hola Marisa, gracias por tu comentario. Además de todo, los blogs no son una herramienta pensada para hacer publicidad, por lo menos no los personales que son los que las marcas están parasitando ahora. El lector de blogs personales o temáticos pero llevados por “alguien” al otro lado no busca publicidad o productos y cuando se los encuentra en muchos casos abandona. Y está en su derecho.

  2. En fin que bien escrito lo que siempre me pasa, lo que pienso y lo que me cuesta….no negaré que he hecho post patrocinados pero como tu dices intentando mantener mi estilo y sobre todo que respeten mi opinion si hay algo no tan positivo que se pueda poner, pero a día de hoy sigue siendo algo que me cuesta tanto que he acostumbrado a mi lector a ver publi en las RRSS, de todos modos también está bien la filosofia de hablar de cosas que sólo son de tu estilo o agrado.
    En fin este tema empieza a quitarme el sueño y eso no me mola.
    Saludos

  3. Creo que lo importante de un post patrocinado es que lo que escribas lo hagas desde tu experiencia con ese producto.
    Yo sigo blogs que escriben post patrocinados pero me creo lo que me están contando, supongo que es porque llevo tiempo siguiendo a esa persona, la sigo en las redes e interactuo con ella y cuando leo este tipo de posts no me parecen falsos.
    También hay otros blogs que escriben posts patrocinados y me doy cuenta que sólo me quieren vender y los dejo de leer. Me parece raro que un día me digas por ejemplo como mola una marca de ropa roquera y al día siguiente me digas lo preciosa que está tu hij@ con ropa super clásica.
    Supongo que como siempre es tener un equilibrio y que cuando te decidas a hacer un post patrocinado sea porque esa marca va contigo y será la manera de no perder la frescura de lo que cuentas.

    1. Hola mama, gracias por tu comentario que no había visto hasta ahora. Efectivamente ser consecuente con tu estilo y tu gusto es fundamental pero aún así “pierdes” cosas, pierdes espontaneidad y frescura… Es cuestión de hacerlo bien pero aún haciéndolo muy bien se pierden cosas a la vez que se ganan otras. Es lo que he tratado de explicar en el post.

  4. Hola Peineta,

    Los patrocinados no son siempre buenos. El problema está en cuando la marca te paga pero si vas a escribir algo malo te dice “Te pago igual pero no lo escribas”… ¿Qué pasa entonces? ¿Te pagan por callarte? ¡Cuánta credibilidad tienes entonces?

    Yo no hago posts patrocinados. Durante un tiempo pensé en hacerlos pero ahora ni me lo planteo. Otra cosa son los banners publicitarios. Ahí compran tu espacio…pero no te compran a ti, ni tus palabras ni la confianza de tus lectores. No sé si me explico.

    1. Te has explicado perfecto, ves yo paso de banners, ahora te dire que no me he encontrado en la siutación de te pago más si no lo escribes lo malo. pero si he visto que si hago un post sincero no patrocinado y entre ellos hablo de algun producto regalado a la marca no termina de cuajarle pero no me importo, porque ante todo quiero ser sincera sin dañar a nadie, claro está.
      UN saludo

      1. Yo tampoco tengo banners y con los libros que leo siempre digo que daré mi opinión sea buena o mala. Decir que un libro es horrible es mi deber si luego recomiendo otros. Dar solo buenas opiniones empobrece el debate y creo que te hace menos creíble.
        besos

  5. Hola,

    Estoy totalmente en contra de los post patrocinados por las siguientes razones:

    1. Todos esos blogs que hacen entradas patrocinadas sin decirlo –> lamentable. ¿Tratar al lector como si fuese tontico?
    2. Todos esos blogs que sí avisan de sus entradas patrocinadas –> Entre leer ese post o entrar en la web y leer el about lo mismo me da.

    Yo entiendo que una persona decida hacer entradas patrocinadas en su blog, pero espero que ese blogger entienda que yo, como lectora, me niego a leer publicidad (SIEMPRE positiva) en mi RSS.

    Esas entradas no aportan valor, yo como lectora (o potencialmente consumidora) quiero leer entradas que hablan del producto basándose en la verdad o en la experiencia del que lo ha usado, no en un cheque entre la compañía y el bloggero.

    Lo siento, pero todo blog que hace entradas patrocinadas es eliminado automáticamente de mi RSS.

    Y me consta que hay más gente que está siguiendo esta tendencia.

    1. Hola show!

      A mi tampoco me gustan y la verdad es que ahora que lo pienso creo que no sigo ningún blog con posts patrocinados. Seguir sistemáticamente me refiero, tenerlo en el feddly. Hay algunos que visito de vez en cuando pero si veo que es un patrocinado me piro. Hace poco vi un blog de maternidad, experiencias y demás ¡hablando de una hipoteca! Entiendo la pasta pero sinceramente yo no podría.
      Y además, no hay que olvidar que la marca se aprovecha del prestigio que el bloguero haya conseguido con años de escribir y currárselo. ¿Cuánto vale la confianza de tus lectores?

  6. Yo cuando he escrito post patrocinados primero me preocupo por conocer un poco la marca o el producto para saber si va a encajar en mis gustos o estilo del blog. Por tanto nunca me ha pasado lo de “te pago por no publicar” porque prefiero rechazar una colaboración a llegar a ese punto.

  7. Crisnasa eso está muy bien, es una buena política pero ¿qué pasa si después de informarte no te gusta el producto? ¿lo dices? ¿No lo dices? ¿Informas a la marca que te paga igual pero te dice que no lo publiques? Y si encuentras un producto que no te ha patrocinado que no te gusta nada ¿Lo dices o no lo dices?

    Es un tema complicado y hay cosas a favor y en contra como explico en el blog. A mi, personalmente no me gustan.

    1. Sí, toda la razón, siempre te arriesgas a que te pase eso. el otro día me dieron un libro para reseñar y luego no me gustó y lo puse. Intenté no ofender mucho y hacer una crítica constructiva y resaltar lo que había visto de positivo. Pero porque fuera un regalo no dejé de ser sincera y enumeré lo que no me gustó. Son los riesgos de “pagar o regalar” a un bloguero, que te puede dar una opinión que no te guste.

  8. Me ha gustado mucho.
    De todas formas yo creo que no pensaría lo que has redactado en cierta parte del post:
    “Los lectores fieles no se van para castigarte, ni siquiera les parece mal que escribas posts patrocinados, se alegran de tu éxito y porque hayas conseguido sacar dinero con tu blog pero eso no quiere decir que tengan que gustarles, ni siquiera tienen porque leerlos ni mucho menos comprar lo que anuncias”
    Creo que a muchos lectores si les parecería mal, además les daría exactamente igual tu éxito.
    En mi caso, si me acerco a alguien, es porque lo considero auténtico y, por ello, puedo aprender mucho de su forma de ver y transmitir las cosas. Si quisiera lo que me está ofreciendo ahora nunca habría pasado por allí.
    Es lo que pienso, lógicamente no es lo que piensan todos, pero estoy seguro de que muchos sí.
    Saludos y repito: me ha gustado mucho

  9. Hola JC, ¿No te alegrarías si ves que a un conocido tuyo le va tan bien que puede vivir de su blog? Yo me alegraría y de hecho me alegro por gente que conozco pero a la vez me da pena porque se que el blog se ha perdido. Ya nunca será lo mismo ni esa persona tendrá la misma libertad, ni la misma espontaneidad ni frescura…pero oye, de algo hay que vivir. Ya te digo que yo tampoco leo esos posts, no me gustan y me niego a hacerlos pero bueno, hay gente a la que le va la vida en ello.

  10. ¡Cuánta razón! Antes de blogger fui (y sigo siendo) ávida lectora de blogs de viajes. Poco a poco, fui notando como mi travelblogger favorito había cambiado su forma de escribir. Al principio eran detalles insignificantes (palabras muy rimbombantes para el lenguaje que él solía utilizar, etc) pero luego los textos se volvieron excesivamente comerciales. Su blog había dejado de ser un blog para convertirse en un folletín publicitario. Y es muy lícito, pero a mí dejó de gustarme. 🙁
    Hace poco eché un vistazo (con la esperanza de que mi blogger favorito hubiera vuelto a sus orígenes, frescos y espontáneos) y me encontré que todos y cada uno de sus posts rezan, al final, esta frase: “gracias a la Oficina de Turismo de XXXX por ayudarme a preparar este viaje”. Obviamente “ayudar” es sinónimo de “invitar”. Y lo que era mi blog de viajes de referencia, ahora ha perdido toda credibilidad.

    Saludos! 🙂

  11. Veamos cómo me explico para no parecer un “talibán”.
    Yo no me alegraría, me daría igual su éxito pero entiendo que otros sí que se alegren del éxito.
    Creo que todo esto puede estar relacionado con el grado de amistad que tiene uno de la persona en cuestión, entendiendo amistad como afinidad hacia una persona con la que has vivido algo.
    El grado de amistad/afinidad pienso que se establece por cómo surgió la relación, qué se ha compartido y qué se espera compartir. Es aquí donde creo que está el detalle. En mi caso con un blogger solo me une el contenido de su blog, solo he compartido la pasión por lo que hacía y solo espero eso, es obvio que deje de importarme su vida y que no me alegre de su éxito, simplemente paso de ella/él.
    Pero entiendo que tú si te alegres, perteneces a ese mundillo blogger y has vivido más cosas con ellos/ellas. Y por qué lo veo lógico que tú si te alegres, porque tengo amigos que hacen trabajos que no admiro, hasta incluso los critico (por ejemplo vendedores de productos “timo”) y sin embargo me alegro de que les vaya bien. Con ellos he vivido otras cosas (y espero vivir muchas más), estuvieron conmigo en momento de necesidad… es lógico, somos humanos, los sentimientos no los gobierna nuestra escala de valores. De hecho me he planteado que quizá sea esta misma la explicación del corporativismo que a veces nos domina.
    Resumiendo: que yo no me alegraría, que creo que mucha gente no se alegrará, pero que entiendo que otra gente aunque critique lo que hacen se alegren de que le vaya bien a su conocido/a. Además considero fundamental que los del mundillo blogger oigan que, aunque sus próximos les siguen apoyando en cierta medida (o al menos se alegran por ellos/as), otros han dejado de preocuparse de ellos: ¡los han perdido como compañeros/as de viaje (aunque lo mismo eso les compensa, porque como tú bien dices, de algo hay que vivir)!
    Un saludo (PDT. más o menos esto se puede aplicar a los famosos que se venden haciendo publicidad)

  12. Me ha parecido muy bien este post, que sirve para poner en claro los pros y contras de redactar un post patrocinado. Siguiendo con el debate, me gustaría saber qué opinas de que un blogger escriba un post sobre una experiencia propia que incluya una marca. Por ejemplo, acabo de iniciar un blog de viajes y muchas de las cosas que voy a publicar son visitas a lugares concretos (cruceros, parques temáticos, hoteles…). lo que pretendo es dar mi opinión, sincera, sobre los servicios. No quiero que sean patrocinados, ni ganar nada con ellos, sólo recomendar mi experiencia. Me idea es publicar con neutralidad.¿Crees que debo poner en conocimiento de las empresas que he realizado ese post o no?. Espero no sonar muy ingenua 🙂

  13. Hola Carmen, gracias por comentar.

    Si vas a escribir sobre tus experiencias viajando y dando nombres pero sin que te paguen es tu decisión decírselo a las marcas o no. Yo hablo de libros en mi blog, los ensalzo o los despellejo si me han horrorizado. No aviso a las editoriales, simplemente publico.

    Las marcas, por otro lado, monitorizan los contenidos de redes para buscar lo que se hable de ellas. Si les gusta lo que escribes lo tuitearan y si no lo ignorarán. De todos modos, escribir sobre tus experiencias viajando no es hacer post patrocinados…..lo será si te pagan o te invitan a probar sus servicios.

    Un saludo y ánimo con los comienzos.

    Ana

  14. totalmente de acuerdo
    con cierta frecuencia me encuentro un comentario de un amigo diciéndome que “se la he colao”, o por ejemplo a mi hermano amenazándome con no leer más el blog si sigo colándole post que huelen a patrocinados

    para mi lo justo con el lector es avisar, mantener un tema ligado a la temática del blog, mantener el estilo de redacción y… si todo lo anterior falla, al menos cobrar una buena cantidad

    (obvio decir que no se puede decir “sí” a todo… aunque duela renunciar a 50 o 60€)
    muy buen blog, por cierto… enhorabuena

    salu2

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *