#Elespecialdeldía: Hacer que un hobby crezca a negocio

Como cada viernes, vuelve #ElEspecialdeldía, para aprender de pequeños grandes emprendedores y marcas de éxito, y que emprender te resulte algo más fácil siguiendo sus ejemplos.

Esta semana te traigo un ejemplo de una marca que nació como una necesidad personal y un hobby, convirtiéndose en poco tiempo en un caso de gran éxito y en una marca reconocida. Se trata de Mamis&Minis, el proyecto creado por una mamá primeriza llamada Laura. Un gran ejemplo de cómo, con esfuerzo, constancia, y un planteamiento estratégico, se puede hacer que un hobby crezca a negocio.

¿Por qué es Mamis&Minis el #ElEspecialdeldía de este viernes?

¿Qué puedes aprender de Mamis&Minis para tu proyecto?

Leer más

Soy Jaione, doctora en marketing y profesora universitaria de marketing y comunicación, además de madre por partida doble -o casi triple si contamos mi blog personal.- El marketing es mi profesión pero también mi pasión, y disfruto enormemente analizando, creando e implementando estrategias de comunicación, de venta, etc.
Y si todo ello lo puedo acompañar de un gran café con leche y abundante espuma, ya el disfrute es sublime. ¿Te unes?

#Elespecialdeldía: Fascina con las palabras

Todos los días aparecen nuevos proyectos emprendedores y blogs. Pero solo unos pocos logran vivir de sus sueños. Los que salen adelante y tienen éxito, no solo vencen los miedos a emprender, sino que van un paso mas allá; desarrollan estrategias y planes que convierten su proyecto en algo único y valioso.  ¿Quieres saber cómo lo hacen? ¿Te gustaría saber cuáles son esos aspectos positivos de un proyecto emprendedor exitoso, una marca que impacta, o un blog que conecta?

Leer más

Soy Jaione, doctora en marketing y profesora universitaria de marketing y comunicación, además de madre por partida doble -o casi triple si contamos mi blog personal.- El marketing es mi profesión pero también mi pasión, y disfruto enormemente analizando, creando e implementando estrategias de comunicación, de venta, etc.
Y si todo ello lo puedo acompañar de un gran café con leche y abundante espuma, ya el disfrute es sublime. ¿Te unes?